Bruselas, 18 de julio de 2018

Edificio_20180717_123539Ayer fue mi primer día de curso. Tiene lugar en el Centro Cultural Elzenhof, centro de la cultura flamenca en el barrio-municipio Ixelles.

Somos 10 docentes portugueses, 7 españoles, 3 alemanes y 2 de Croacia. Hoy se incorporan italianos.

Empezamos con  un módulo introductorio sobre las competencias básicas y el modelo de centro educativo europeo del futuro.

Os dejo una foto de la sesión que refleja “the Entrepreneurship Competence Framework”.

Susana Ortega

EntreComp IMG_20180717_134317

 

Cambios en este blog

 

Desde hoy mismo este blog experimenta cambios. Ya no se trata sólo del blog en el que cinco profesores del IES Pintor Juan Lara comentaban su día a día en el Reino Unido, desde ahora pasa a ser el espacio para exponer el día a día de las acciones KA1 y KA2 del IES Pintor Juan Lara.

Por otra parte, durante este verano y parte del otoño podréis ver aquí las crónicas de nuestros profesores en movilidades por toda Europa. Esto promete.

Seguiremos informando

SVQ -Brussels, 2018. Destination to Entrepreneurship Education

Bruselas, martes 17 de julio de 2018Charleroi_SVQ Airport

Ayer lunes fue día de viaje y toma de contacto con la ciudad. Tuve la oportunidad de ver la importancia de los idiomas, del sentido de la orientación, de la amabilidad de las personas y también de la importancia que se le da al futbol (1).

Llegué a la estación “Bruxelles-Midi”, mi francés y mi alemán de hace 20 años están oxidados y confiaba en mi mantenido inglés. Mi intuición y mi búsqueda de información previa me decían que debía coger el metro, pero hice caso de un voluntarioso señor que estaba “ayudando” al personal del kiosko de información de la estación y terminé andando perdida, cargada con mi maleta, una hora por Burselas. El movil, sin conexión a ninguna red belga, tampoco me ayudaba, así que como buena eIMG_20180716_215451xploradora, con mi mapa en mano como antaño, con paciencia, disfrutando del “paseíto”, y de vez en cuando preguntando, llegué al hotel. El hotel está cerca de la plaza de Luxemburgo, en pleno barrio europeo. No me gustan nada los selfies, así que no salgo en la foto, pero me encantó este cartel que me encontré anoche en esa plaza cuando salí a cenar “Welcome to Station Europe”, punto recomendado para empezar a conocer el Parlamento Europeo.

Estoy deseando empezar hoy mi curso “Entrepreneurship Education“, dentro de un par de horas y conocer a compañeros docentes de otras nacionalidades, ver como potenciar ese sentido de la iniciativa y espíritu emprendedor

Footnote 1: 😉 lo de la importancia del futbol es que al parecer el domingo aquí hubo celebraciones por el tercer puesto de la selección belga en el mundial, y ayer en todas las cadenas de noticias francesas del hotel salía la selección francesa compartiendo la copa con Macron y el “pueblo” francés.

Susana Ortega

 

Southampton Erasmus+ Day 2

Hoy ya tocaba trabajar. Eileen Fitzgerald , profesora de la Universidad de Winchester, ha impartido una clase sobre la obra  “As You Like It” de William Shakespeare contextualizada en la época isabelina en que fue escrita.

Tras una intensa mañana de clases hemos realizado un tour guiado por Southampton. La segunda guerra mundial trató con especial dureza a esta ciudad que quedó en ruinas desapareciendo casi todo su patrimonio histórico. Sólo quedan en pie el Bargate y parte de la muralla que antaño protegía a la ciudad.  La historia de la ciudad está necesariamente unida al mar. Este importante enclave marítimo vio zarpar dos de los barcos más emblemáticos de la historia: Mayflower y Titanic.

Para finalizar la jornada, un poco de diversión en el Dancing Men Brewery, donde se puede degustar la mejor cerveza de Southampton.

SOUTHAMPTON ERASMUS+ 2018

Y me tocó inaugurar la temporada de los cursos Erasmus+ para los profesores del IES Pintor Juan Lara. Ayer llegué a Southampton para disfrutar de un curso sobre metodología en la enseñanza de idiomas a partir de este lunes. Hoy domingo he visitado Isle of Wight, situada en la costa sur frente la ciudad de Southampton. Allí he podido visitar la Osborne House, lugar de residencia de la Reina Victoria durante sus vacaciones de verano. Después he recorrido en autobús la distancia entre East Cow y Yarmouth para apreciar los famosos acantilados “The Needles“. La isla de Wight en verano tiene muchísimo que ofrecer. Desde paisajes de ensueño que sirvieron de inspiración a grandes poetas y pintores, a localizaciones de fósiles de dinosaurios, además de un gran número de actividades de ocio de lo más variado, siempre con el mar como protagonista.  Es una pena no poder disponer de más tiempo, pero mañana comenzamos en la Solent University nuestro curso. Ya os iré contando.

María Cañadas

Osborne House

Greenwich, II parte

IMG_1031

Volví a Greenwich, para ello tuve que exprimir el escaso tiempo que me quedaba. No había podido estar en el National Maritime Museum ni en el Royal Observatory, por lo tanto no había podido estar en el Meridiano 0° o Prime Meriden, como es conocido en inglés.

IMG_1003

A diario pasamos meridianos, a diario nos menos cambiando latitud u longitud, nuestras coordenadas varían con nuestro movimiento diario. Sin embargo, Greenwich es la línea que divide al mundo entre Este y Oeste, Occidente y Oriente. Tiene pues el encanto de lo especial, del hito único y singular.

Para alguien que, como yo, vive en Cádiz y está medianamente informado, hay una cierta familiaridad con Greenwich, no en vano por Cádiz pasó el meridiano 0° de los mapas españoles durante muchos años.

Fuente: blog Calle Ancha

Sin embargo, el Royal Observatory mucho más que sólo eso. Era el lugar de trabajo de personajes tan ilustres como Edmund Halley, Bradley y Maskelyne, astrónomos que ayudaron a comprender mejor nuestro cosmos, usando la palabra que tanto gustaba a Carlos Sagan y y que cuadra mucho mejor por cuanto que lo engloba todo.

En el museo del observatorio se conservan también los modelos originales de los relojes fabricados por Harrison, los Mark I, II y III instrumentos imprescindibles en su momento para la producción de un cronómetro marino preciso para el cálculo exacto de la longitud, una medida fundamental, vital en la navegación de tiempos pretéritos en la que aún no se contaban con la radio o el radar; conocer la longitud con precisión podía evitar desastres como el de la flota del almirante Shovell que colisionó con la costa de Scilly en 1707, perdiendo 4 barcos y centenares de vidas. La historia de Harrison y sus relojes y la lucha por el cálculo exacto de la longitud está magníficamente recogida en el libro de Dava Sobel Longitud, muy recomendable.

El National Maritime Museum es un museo altamente didáctico, no es una simple colección de cacharritos. La colección se organiza en diferentes exhibiciones en torno a una temática: el mundo atlántico, el comercio, la compañía de las Indias Orientales, Nelson, etc.

IMG_20170824_155229
Levita vestida por Nelson en Trafalgar, puede apreciarse el agujero de la bala que lo mató junto al hombro izquierdo

El Museo ocupa algunos edificios de lo que había sido la Royal Hospital School (o Royal Naval Schol). Flamsteed House (1675-1676), la parte original del Real Observatorio, fue diseñada por Christopher Wren y fue el primer complejo en Gran Bretaña construido para la investigación científica. Del conjunto forma parte también la Queen’s House, un edificio clásico del siglo XVII diseñado por Íñigo Jones, es el centro del paisaje histórico “parque y palacio” del Greenwich marítimo. Este conjunto es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1997.

Camden

 

 

I walk through Camden town in the evening
Strolling silently and hardly breathing
Footsteps behind me slightly quicker
The corner of my eye a shadowy flicker

Estos versos pertenecen a la primera estrofa de Shadow of fear, de Madness, de su álbum de 1980 Absolutely. Al anochecer un tipo cualquiera pasea por Camden y unos pasos a sus espaldas lo atemorizan y pronto es presa del pánico. Puede que a principios de los ochenta Camden fuese un barrio que pudiera a temorizar a cualquiera que pasease por sus calles al anochecer.

Casi cuarenta años después Camden es un barrio asaltado todos los días por hordas de turistas que buscan unas Doc Martens a precio de saldo y no, nada más lejos de la realidad. Quizás las encuentren antes en Amazon o en los outlets online que aquí. Pero Camden es mucho más que tiendas bohemias con exornos increibles.

Camden conserva bastante del barrio que era en época victoriana. El barrio donde se ubicaban establos en lo que hoy día es Camden Market, un lugar que en su momento de apogeo llegó a albergar más de 800 caballos.

IMG_20170823_205140

En Camden puedes comer el mejor Fish and chips de Londres, en Poppies. En Camden puedes aún encontrar edificios tan increíbles como el Carreras Cigarette Factory, una especie de templo egipcio que, en realidad fue durante mucho tiempo una fábrica de cigarrillos y, en la actualidad, alberga servicios públicos del gobierno del Gran Londres.

Por Camden pasa también el Regent’s Canal, uno de esos canales que llegan hasta Manchester y que tanto tuvieron que ver con la Revolución Industrial y el despegue de Gran Bretaña como potencia industrial. Aquí se ubican las esclusas (Camden locks) que permitían a las barcazas subir de uno a otro nivel. Barcazas que eran remolcadas desde la orilla por los caballos que se alojaban en esos inmensos establos de Camden; allí también había un hospital equino donde atender a los caballos heridos en su ardua tarea.

Hoy día es un lugar donde darse un largo paseo y alejarse del ruido y el ajetreo de esta metrópoli. El Regent’s towpath es un bálsamo estupendo por el que caminar contemplando barcazas y algún que otro solitario pato

Camden es música, lo prueba que buena parte del brit pop nació allí y también la cantante que se ha convertido en un icono de dicho barrio: Amy Winehouse. Omnipresente en el mismo.

En definitiva, no hagais como el protagonista de la canción de Madness con la que empezaba este post y pasead sin miedo por Camden, dejaos caer por el Regent’s towpath y, si os atrevéis, haced como yo y llegad hasta Regent’s park, un paseo largo pero que merece la pena.

¿Qué hago yo aquí?

libroblog6a00d8341bfb1653ef01901b77829e970b

Me voy a poner literario y voy a plagiarle vilmente el título a este muchacho que tan bien me cayó siempre, Bruce Chatwin, un tipo que se ganó la vida viajando (viajando de verdad, no como yo) y luego contándonos sus experiencias en libros tan interesantes como este mismo, En la Patagonia o El virrey de Ouidah. Mi destino no es nada exótico y mi estilo escribiendo es, claro está, infinitamente menos depurado por decirlo suavemente). Eso sí, me he venido a la patria de Chatwin, a Londres. La descabellada intención de mejorar mi inglés es el motivo que me ha traído aquí junto otros cuatro compañeros de mi Instituto de Enseñanza Secundaria.

Pero las clases y la tarea dejan algo de tiempo libre y, entonces, es cuando me zambullo en Londres y me dedico a andar, y a andar y a seguir andando y eso que mi tarjeta Oyster para el transporte está a punto de derretirse, pero ni aun así dejo de andar.

Las caminatas son necesarias si uno quiere aprehender cuanto más mejor de la vida en esta ciudad tan vibrante. El metro te priva de ver muchísimas cosas, así que es necesario compensar con esos buenos paseos. Pero es con una caminata con lo que empiezo el día antes de mis clases: Aldenham Street, Eversholt Street, Euston Square, Euston Road, Upper Woburn, Tavistock Square, Woburn Place, Russell Square hasta el 155 de Southampton Row. Mi camino a diario, más o menos, unos 15 minutos que suelen convertirse en 20 por la obligada parada diaria en Café Nero para comprar el café del desayuno.

La clase

La academia es estupenda. Francamente, si he de recomendarle a alguien que quiera estudiar inglés en Londres le diría que lo haga en St Giles. La organización, las instalaciones, el emplazamiento y, sobre todo, el profesorado y el personal en general es magnífico.

Los primeros días mi clase estaba formada, mayoritariamente, por japoneses hasta cinco ha habido dentro del grupo, a los que añadir una taiwanesa, un coreano del sur, una turca, un suizo de origen iraní, una brasileña, una chilena, un serbio, un colombiano y, claro, un servidor. Nunca más de doce personas. No obstante, los grupos son cambiantes, se van compañeros, llegan otros, no todos estamos allí para la misma cantidad de semanas.

El progreso en estas dos semanas creo que ha sido bastante evidente. El pasado martes me vi obligado a hablar delante de mi clase durante unos quince minutos, sin interrupción, sin dudar y, según Simon, mi profe, lo hice bastante bien. Espero dar la talla el próximo día 1 en el speaking para obtener el C1. 

Como todas las academias de inglés en el Reíno Unido, St Giles cuenta con un amplio programa de actividades culturales y excursiones, del cual no puedo decir mucho porque, por elección propia me he mantenido algo al margen, ya que prefería ver todos esos sitios que tantas ganas tenía de ver y ha sido esta segunda semana cuando, por fin me he decidido a participar en alguna actividad social: el afternoon tea.

 

Sin embargo, haber renunciado a las actividades sociales me ha permitido hacer y ver todo esto:

Y eso sólo fue la primera semana. Hasta ahora, esta semana he podido hacer todo esto

Y aún me queda hablar de Camden, el barrio más cercano a mi residencia y, quizás, uno de los más característicos de esta ciudad. Queda también cerrar el post sobre Greenwich… pero, eso será otro día. A descansar, que mañana hay clase

British library y Tate modern

No tenía previsto visitar la British Library aun a pesar de tenerla a escaso cinco minutos de mi residencia. Es enorme y descomunal, pero no la tenía como uno de mis imprescindibles. Sin embargo…

IMG_20170822_200138

Sin embargo, la visión de este cartel a diario ha actuado como el perfecto cebo para un historiador y, finalmente, he cedido a la tentación.

La British es una mole de edificio al lado de otro no menos imponente, la estación de ferrocarril de St Pancras international, un descomunal edificio neogótico de tonalidades rojizas, debido a los ladrillos con que está construido. Desde aquí sale el tren Eurostar que une Londres con París y Bruselas a través del túnel submarino del Canal de la Mancha.

IMG_20170822_184254

Al acceder al patio anterior de la biblioteca encontramos una estatua que representa Newton, fundida en bronce por Edoardo Paolozzi y que se inspira claramente en los dibujos de William Blake

En esta biblioteca hay restaurantes, tiendas y cafetería y, sobre todo, mucha vida. Es un lugar cómodo y pensado para que el investigador se sienta a gusto; razón por la cual no es extraño poder compara en la tienda de la biblioteca un adaptador para cualquier clase de enchufes, algo que puede necesitar todo el que vaya armado de su portátil y que, cualquiera, puede dejarse en casa.

100 años, un siglo ya de la Revolución rusa. El segundo acto (si tomamos a la I Guerra Mundial como el primero) del que denominó Eric Hobsbawm el “corto siglo XX”. La exposición es un recorrido por el contexto histórico previo a la revolución, la Gran Guerra, la propia revolución y, finalmente la guerra civil y la muerte de Lenín. Carteles, fotografías, películas e incluso grabaciones de audio de discursos de Lenín… Una exposición muy interesante que se basa, esencialmente, en los fondos de la propia biblioteca.

Pocas imágenes puedo poner de la expo, no en vano estaba prohibido tomarlas, pero ¡ejem! aquí van algunas. Disculpad la poca o nula calidad de las mismas.

Y también tenían el famoso cartel de la CUP, perdón, no el de la CUP pero sí uno de los que usó para inspirarse su diseñador. Pongo los dos y así lo dejo más claro.

 

La Tate Modern, otro edificio descomunal, otra mole. El templo del “arte difícil”. Es broma, pero no es menos cierto que si vienes dispuesto a encontrarte obras como las de la National Gallery o, incluso el Tate Britain mejor que no entres. Se encuentra alojado en la antigua central de energía de Bankside, en la orilla sur del Támesis. Originalmente diseñada por sir Giles Gilbert Scott y construida entre 1947 y 1963. Dejó de funcionar como central eléctrica en 1981 y el edificio fue reconvertido en museo por los arquitectos suizos Herzog & de Meuron, quienes dieron al edificio su imagen actual. Picasso, Miró, Dalí, Kandinsky, Max Ernst, Mondrian, Matisse, Degás, Ai Wei Wei, Bruce Naumann son sólo algunos de los artistas que tienen obras en este museo tan apabullante en lo arquitectónico.