Utrecht, día 3: “¡Para haberse matado!”

Sábado tranquilo en Maarsen. Hoy no era necesario el madrugón diario. La actividad de los chicos era a la una, así que había tiempo hasta entonces. Dar una vuelta por Utrecht, ver el mercado y tomar un café de media mañana era la alternativa lógica. Bueno, pues nos rendimos a la lógica. Aquí van las prueba de nuestro paseo por el mercado.

Un bodegón neerlandés

Una pescadería ambulante con mucho mejor aspecto que muchas de las pescaderías de los mercados que me son más cercanos

Llegó la hora reunirse con los chicos en un lugar que quedaba a 22 paradas autobús e donde estábamos. Y la actividad consistía en ¡tachán! ¡Patinaje sobre hielo! Pero ojo, no en esa pista churretosa que suelen montar los ayuntamientos de nuestra bahía por Navidad, no, era un anillo de patinaje de velocidad, concretamente este de aquí abajo: De Vechtsebanen.

Llegados a este punto he de aclarar dos cuestiones: ninguno de los profesores (ni holandeses ni españoles) quisimos poner en riesgo nuestra integridad física y, segundo, como más o menos da a entender el título de este post, ninguno de los alumnos resultó dañado de gravedad… o casi. No, en serio, ninguno.

IMG_20190309_142130.jpg
“¡Se matan, se matan! Mejor no miro”

 

 


 

 

 

Después de tener que esperar a que escampase un chaparrón brutal todos a casa con la satisfacción del deber cumplido, las rodillas y caderas en su sitio y una ración de ibuprofeno para la muñeca dolorida de Wei Sun, nuestro único lesionado del día de hoy.

Utrecht, día 2: Niftarlake college

Lasciare ogni speranza

(Abandonad toda esperanza)

Hoy tocaba llevar a cabo la presentación de los proyectos de nuestros alumnos, la plasmación real de lo aprendido en estos días y semanas previos, de darle sentido a esto  que elegimos llamar “The Memory chest”, nuestro KA229.

Ayer todo eran carreras, gritos, juego y diversión. Hoy esos vídeos y fotos filmados de aquella manera en los diferentes emplazamientos de Utrecht tenían que convertirse en presentaciones que defendiesen la importancia y elegibilidad para ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Sin embargo…, sin embargo, antes conoceríamos la escuela que compartía este proyecto con nosotros. Esta visita es la que da sentido a la frase con la que encabezo este post, esa frase que una vez oí en italiano y así aún me pareció más demoledora

Pues eso, abandonad toda esperanza de que nuestros gobernantes se den cuenta de la importancia de construir buenos edificios, bien pensados y dotados para una enseñanza pública de calidad. Abandonad toda esperanza de que los políticos nos consulten sobre cómo ha de construirse o diseñarse un edificio educativo. Abandonad toda esperanza de que algún día nuestros políticos lleguen a un consenso que blinde la educación ante cualquier veleidad partidista.

Y después de esta reflexión pesimista damos pago a lo que podríamos denominar el “momento de la verdad”, no obstante, este vino precedido por una breve charla a cargo de un técnico holandés sobre la petición hecha para que en 2020 la UNESCO declare Patrimonio de la Humanidad a la Nieuwe Hollandse Waterlinie.

Nuestro compañero Jasper, de Niftarlake College presenta el concurso que va a tener lugar a continuación

Algunas de las presentaciones…

Finalmente los chicos votaron cuáles eran a su juicio los mejores, estableciendo un ranking que valoraba sólo los tres mejores, a esto se añadió el “voto de calidad” del jurado por los cuatro profesores que formamos parte del staff de este intercambio en Utrecht.

Ls premios volaron literalmente de la mesa y todos nos marchamos de allí con la sensación de que esta primera parte del intercambio había funcionado bastante bien. Ahora nos queda a nosotros en el Lara el reto de estar a la altura o, incluso, superar cualquier expectativa.

Seguiremos informando

 

 

 

Utrecht, día 1: “¡Se me salen los mocos!”

Día ventoso, húmedo y frío el de hoy. Nuestro primer día completo de intercambio con nuestros colegas de Niftarlake college. Este intercambio es una caja de sorpresas y al mismo tiempo un magnífico campo de entrenamiento sobre cómo hacer las cosas en los próximos que hagamos. Los errores de coordinación y los mal(o sobre)entendidos a veces producen situaciones incómodas que te llevan a replantear lo que aún queda por hacer. Descubres que tus colegas de la escuela holandesa llevan todos una sudadera alusiva al intercambio y tus alumnos se quedan con cara de pasmo: “¿Por qué nosotros no?” fue la pregunta más escuchada hoy.

Pasemos por alto este fallo de coordinación. Seguro que no volverá a producirse en ocasiones venideras.

El desarrollo de las actividades, por contra, está funcionando más que correctamente, los chicos están activos todo el tiempo y no hay tiempos en blanco más allá de los producidos por los consiguientes retrasos (no son personas si no van de compras).

Carreras por Utrecht, vistas a los Archivos de la ciudad, subida a la torre de San Martin. fotografiando, filmando, preparando los siguientes pasos en estas actividades en torno al Patrimonio cultural que forman parte del núcleo duro de nuestro proyecto Erasmus + KA229 “The Memory Chest”.

Pero, si has llegado hasta aquí, te preguntarás ¿de dónde sale ese título tan extraño para el post de hoy; sencillo. como dijo alguien alguna vez: “Nulla dies sine linea”, pues mis alumnos se lo toman al pie de la letra y no permiten que pase un día sin decir la frase ingeniosa que, sin pretenderlo, describe la situación real del momento. En la torre de San Martin hacía un viento muy fuerte y una de las chicas no pudo evitar que, bueno, la frase que ella misma dijo.

Una de ellas es la autora intelectual del comentario
La autora de la frase quiere permanecer en el anonimato 

Seguiremos informando

Utrecht: preámbulo

The grass is always greener on the other side of the fence

No, ni mucho menos. Tenemos que relativizar todo. No somos los mejores, pero tampoco los peores. Viajar es la mejor manera de curar el nacionalismo, excepto si eres Pui… Bueno, creo que me estoy yendo por las ramas.

Hoy hemos arrancado nuestro intercambio escolar dentro del proyecto Erasmus+ KA229 “The Memory Chest”. Después de un despegue algo accidentado en Sevilla hemos volado hasta Utrecht y, al fin, hemos podido saludar, abrazar, hablar cara a cara a nuestros socios holandeses.

El momento de la llegada al Niftarlake College ha sido emocionante y cansino. Emocionante para los chicos cuando se han encontrado cara a cara unos y otros. Cansino para quien firma estás líneas que ha viajado en lo que él mismo define como Asiento-patera en un Transfer saturado de alumnos y maletas. He ahí la llamada a la relativizar todo.

Un pequeño refrigerio y unos cuantos juegos han servido para romper el hielo (ya bastante derretido desde el minuto 1 de la llegada).

Después cada uno a su casa y los profes a su alojamiento. A descansar parte enfrentarse a su primera jornada real de intercambio en Utrecht.

Seguiremos informando

 

 

“¡Que Holanda ya se ve, que ya se ve…!”

La preparación de un proyecto como nuestro KA 229 “The Memory Chest” a veces puede resultar estresante y agotadora, sin embargo, estamos seguros que la contrapartida resultará ampliamente beneficiosa. Son retornos que no pueden medirse o cuantificar, los frutos se obtendrán en un espacio de tiempo que excede el del propio proyecto, incluso el de la duración de un curso normal: las relaciones que establecemos entre escuelas de diferentes lugares de Europa, con lenguas e identidades diferentes; los lazos que se establecen entre alumnos o entre profesores de toda Europa… todo ello contribuye a fortalecer el sentimiento de pertenencia a una comunidad multinacional, multicultural lejos de la estrechez de miras de nacionalismos de todo tipo, que rompe el deseo aislacionista o de levantar barreras ya derribadas. Estamos contribuyendo construir la idea de una ciudadanía europea que muchos desean ver muerta. “El nacionalismo se cura viajando” dijo alguien alguna vez, nuestros alumnos de 3º de la ESO bilingües van a experimentar en carne propia el sentirse parte de una comunidad que va más allá de los límites de su ciudad o de las fronteras de su país.

En doce días 24 estudiantes del IES Pintor Juan Lara van a viajar a una ciudad holandesa, Utrecht, donde se forjó buena parte del destino de la España contemporánea, la ciudad, antes parte del imperio de Felipe II, donde se firmó el tratado que reconocía a la actual dinastía como los reyes de España y que sellaba el destino ya ajeno a España de uno de sus territorios: Gibraltar. Allí van a tener la oportunidad de conocer la huella de nuestro país en un territorio con el que se mantuvo una relación turbulenta durante los siglos XVI y XVII y que, hoy día es uno de nuestros socios dentro de esta Unión que algunos desean abandonar o que hacen todo lo posible por dinamitar.

Vamos dando pequeños pasos que nos acercan cada vez más a encontrarnos con nuestros colegas de la Niftarlake College. Ayer jueves mantuvimos la última reunión con los padres antes de arrancar el intercambio el próximo 6 de marzo. Las últimas “puntadas” burocráticas ya están concluyendo. Pronto comenzará la fase más ilusionante: la del encuentro. Quizás la próxima entrada sobre “The Memory Chest” se escriba desde Utrecht ¡Hasta pronto! Vaarwel!

ERASMUS+: “The memory chest”, (2018-1-ES01-KA229-050325_1)

erasmus

El proyecto “The memory chest”, coordinado por el IES Pintor Juan Lara ha sido seleccionado en la convocatoria de la Comisión Europea de los programas ERASMUS+ de 2018. En el proyecto participa, además de nuestro instituto, el Niftarlake College, de Utrecht, en Holanda.

Es la primera vez que lideramos un proyecto de esta dimensiones bajo el auspicio de los programas Erasmus +, si bien ya hemos participado anteriormente en los programas KA 101 y hemos organizado intercambios con anterioridad.

Nuestro proyecto se centra en la preservación de los recuerdos personales y su impacto en la construcción del patrimonio cultural. Va a ser una aventura ilusionante que implicará a todos en nuestro instituto y que tendrá como punto fuerte el viaje a Utrecht, así como la visita de nuestros colegas holandeses, ambas actividades se desarrollarán durante el mes de marzo de 2019