Roma, punto final

Una semana de lo más intensa debía terminar de manera intensa también (o, al menos, provechosa). Y tal fue el colofón que nos tenía reservado Alessandro: una visita al Liceo Statale “Terenzio Mamiani”

IMG-20180928-WA0029

En dicha escuela nos recibieron muy amablemente profesoras como Annarita Curci o Estefanía (no recuerdo el apellido, lo siento), y fuimos guiados por toda la escuela por un grupo de estudiantes de lo que podríamos llamar nuestro primero de bachillerato: Margherita, Lucrezia, Virginia y Federica. Todas ellas con un sorprendentemente buen nivel de inglés y de español, así como una gran madurez en sus explicaciones. Las profesoras que nos acompañaban en la visita se mostraron muy interesadas en entablar contactos para tratar de establecer proyectos conjuntos (¡ojo! #Erasmuslara, de aquí puede salir algo interesante). El Liceo Terenzio Mamiani es una escuela con más de 120 años de historia, uno de los primeros edificios construidos en Roma ex profeso como escuela, me recuerda muchísimo al IES Columela de Cádiz en el que yo estudié.

Después de esta visita tuvo lugar nuestro único y último almuerzo conjunto, en el que tuvimos la oportunidad de cambiar impresiones, direcciones y plantear posibles ideas y proyectos con juntos. Con seguridad podremos establecer algún tipo de acuerdo con colegas de Estonia y, probablemente, de Suecia.

IMG_20180928_154510

Tuve la oportunidad de comentar a Alessandro que, si bien el curso no ha abordado exactamente la temática que yo iba buscando, sí consideraba que las jornadas habían sido muy provechosas y que de todo lo aprendido sacaría partido inmediato en mis clases.

Despedirse de Roma siempre es complicado, pero lo cierto es que por este año ya han sido muchos (nunca demasiados) días en esta estupenda ciudad.

IMG_20180928_180127

Ci vediamo, Roma!

Roma… varios días

IMG_20180924_105953
Detalle de la decoración del Oratorio de San Francisco Javier ‘Caravita’

He descuidado este blog durante un par de días y la razón no es otra que el cansancio provocado por unas jornadas tan largas. Ahora sólo son sesiones de mañana pero he aprovechado para leer, andar y seguir descubriendo sitios que, prácticamente, no conocía.

Puede parecer que los dos mil kilómetros de distancia me desconectarían completamente de los alumnos y, sin embargo, tal cosa no sucede. Estoy aprovechando in situ algunas de las herramientas que Alessandro nos ha ido mostrando y enseñando a manejar, ya he podido desarrollar algunas de las actividades relacionadas con el patrimonio que quiero emplear en los diferentes grupos que tengo este curso. Por otra parte, algunos alumnos nunca pierden la oportunidad de dirigirse a mí a través de algunas de las plataformas o redes sociales en las cuales me siguen. No dejan para mañana lo que puedan hacer hoy, da igual que yo no esté presente. El profe está de guardia permanente (ni por asomo, oiga).

Seguimos con herramientas muy útiles en el desarrollo de Storytelling, herramientas que, por supuesto voy a usar con mis alumnos este curso: Canva, Popplet, Coggle y la que más me ha gustado Adobe Spark

IMG_60221

Lo cierto es que nada apuntaba esta mañana a que el día fuese a ser tan intenso. De la calma de una jornada de sólo mañana (cinco horas) he pasado a un maratón de casi nueve horas de clase que había que sumar a las ocho de dos días atrás. Muchas actividades diferentes, muchas creaciones y, por la tarde, una especie de caza del tesoro en la que participamos tres equipos: el formado por una compañera eslovena y otra austriaca, más conocidas por los españoles que estamos aquí como “el imperio austrohúngaro” y otros dos equipos mixtos hispano-estonios. Los resultados de esa caza del tesoro debíamos compartirlos con el resto de los compis a través de alguna de las herrramientas que habíamos aprendido a usar estos días. Más abajo tenéis los enlaces a los resultados.

Un ejercicio de clase: Roma bingo

Otro ejercicio del otro equipo mixto español-estonio

El día ha sido brutalmente largo, intenso, cansado y, sin embargo, creo que también ha sido productivo y/o provechoso. Estoy bastante deseoso de empezar a emplear estas herramientas con los alumnos de mis cursos en elLara”.

Una jornada tan intensa requería salir a dar una vuelta para relajarse y cenar con cierta tranquilidad. El camino de vuelta al apartamento me dio la oportunidad de captar algunas imágenes diferentes de la noche en Roma.

 

Y, como colofón la imagen definitiva: este menda, completamente derrotado después de hora y media peleando con una presentación de Genially que se negaba a funcionar, señala acusadoramente al responsable de todo este montaje ¡Nos vemos! Mañana será otro día.

IMG_20180927_181448 (1)
Un servidor, acompañado por mi colega estonio de nombre impronunciable y mi colega tinerfeña-salmantina-gaditana María Félix (¡de verdad! como la actriz mejicana) señalando al responsable de una jornada tan intensa: Alessandro Gariano

Roma, día II

Hoy ha empezado lo bueno, el curso y los contenidos que todos demandábamos y que aún están lejos de satisfacer lo que yo andaba buscando, que no es otra cosa que todo lo relativo al Patrimonio cultural y la construcción de un relato como vía para canalizar su enseñanza. Alessandro trata de satisfacer las demandas de tres grupos muy diferentes y heterogéneos y, aunque nos muestra y nos enseña a manejar una serie de herramientas muy útiles, éstas aun no están claramente en la línea de cubrir las necesidades que yo tengo en cuanto a la enseñanza del patrimonio y que me han traído hasta este lugar. Démosle, no obstante el beneficio de la duda y la esperanza de que en sesiones venideras todo irá tomando la dirección debida.

Sin embargo, el día ha resultado provechoso. Ha sido una sesión de ocho horas (8, sí ocho) divididas en mañana y tarde, en un centro de co-working llamado Coaster, en via Caio Mario, muy cerca de mi lugar de residencia en Roma. Hemos empezado a usar herramientas que, para muchos no serán novedosas pero para mí son todo un descubrimiento como Edmodo, Weschool (muy buena), Genially, Padlet y Book Creator.

Poco tiempo para una passeggiata, pero algo es algo y aunque fuese sólo de paso siempre resulta estupendo cualquier visión fugaz de algunos rincones de Roma, por ejemplo:

IMG_20180925_192158[1]
Las escaleras de la Piazza di Spagna y la iglesia de Trinitá dei Monti desde la via Condotti

Roma, día I (epílogo andariego)

Screenshot_20180924-223143

18 km andados, eso marca mi cronología de hoy en Google Maps. Repartidos entre la mañana y la tarde, todo hay que decirlo. Los 4 km en el Metro corresponden a la tarde, justo cuando acudía a reunirme con los compañeros que forman parte de estos cursos que estamos realizando aquí, en Roma.

Alessandro Gariano se llama nuestro profesor y guía hoy en este paseo vespertino que él ha elegido como actividad para empezar a conocernos: el grupo lo formamos profesores de Austria, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Suecia y un trío de españoles, servidor y dos profes de una EOI de Tenerife.

IMG_20180924_162115
El profe-guía explicando algunas cosillas antes de dirigirnos a las Termas de Diocleciano

El recorrido ha seguido una línea bastante sinuosa que ha partido desde la Piazza del Cinquecentto pasando por la Piazza de la Reppublica, la Vía Nazionale, el QuirinalSan Carlo alle Quattro Fontane, el Palazzo Barberini, la Piazza BarberiniTrinitá dei Monti, la Villa Borghese, la Piazza del Popolo y el Ara Pacis, donde un servidor  y cuatro estonios se rindieron.

Mañana arrancamos con las clases formales, ya veremos qué da de sí este curso.

Pd.: las fotos de hoy no son muy buenas, he estado más pendiente de las explicaciones y de la conversación con algunos colegas que de la calidad de las tomas. Prometo mejorar.

Roma, día I (con prólogo nocturno)

Vuelvo a Roma para mi movilidad KA1, el curso Cultural heritage and storytelling, esto supone volver a la ciudad en la que he pasado casi un mes en los últimos 15 meses. Roma no me es desconocida, sin embargo, esta es la primera vez  en la que nadie (ni familia, ni alumnos, ni siquiera compañeros) me acompaña

Prati es el barrio (rione) en el que pasé mis vacaciones familiares este verano y es, de nuevo, el barrio en el que paso estos días, tanto mi centro de formación como mi alojamiento están en este barrio que rodea al Vaticano. Una trama urbana propia de la época umbertina, calles y avenidas rectas  que se cruzan en torno a la gran curva que dibuja el Tíber camino del Trastévere

Rome_rione_XXII_prati_(logo).svg
Escudo del rione Prati

Llegué de noche, en realidad eran las 19:30, pero Roma está unos 1900 kilómetros más al Este que la Bahía de Cádiz, lo que implica que el sol ya no esté visible a esa hora aquí (una demostración práctica de por qué España está en el huso horario erróneo).

Leonardo express hasta Termini y metro línea A hasta Ottaviano; soltar las maletas y salir a dar una vuelta por escenarios que conozco bien y, sobre todo, cenar algo. Pizza y caminata.

Vaticano de noche, personalmente la basílica me impresiona mucho más cuando la veo a estas horas. Me retrotrae a la serie The young Pope y su magnífica fotografía. El paseo, casi solitario me sirvió para percatarme de la gran cantidad de sintechos que duermen en el entorno de la Santa Sede, los soportales en la Via della Conciliazione, cualquier abrigo en el entorno del Borgo Pío, una arco, cualquier espacio que pueda servir de refugio alberga uno o varios sintecho a estas horas, sacos de dormir, plásticos, mochilas e incluso sombrillas y paraguas abiertos forman parte de la decoración precaria de estos olvidados de nuestra sociedad.

Difícilmente puedo borrar de mi cabeza una escena que viví este verano. Una de estas personas, una mujer forraba sus pies con cartón y un rollo de precinto plástico, formando lo que podía recordar a algunos unos enormes zapatones de payaso o le que a mí recordó: los zuecos de esparto que tejían los soldados alemanes para resistir el brutal invierno ruso.

A9WYJ5

El cansancio de varias horas de viaje forzó mi retirada antes de las once de la noche. Muchas visiones de roma de noche quedaron sin pudiese descubrirlas en mi primera caminata solitaria por esta ciudad. Me quedan aun cinco más, tiempo de sobra para poder verlas.

 

 

Nuevo curso, nuevos proyectos

IMG_20170913_121539

Los primeros días de septiembre son los días del calentamiento previo, los días en lso que vamos preparando todo para la llegada de los protagonistas de nuestros procesos de enseñanza-aprendizaje, los alumnos. En estos días de calma relativa hemos decidido celebrar nuestra primera reunión del grupo #ErasmusLara, es decir todos los profesores que durante estos dos años nos hemos involucrado en los proyectos europeos del IES Pintor Juan Lara.

Nuevos retos, nuevos proyectos y nuevas oportunidades. Revisar lo hecho hasta ahora y poner el foco sobre todo aquello que hay que mejorar. En primer lugar las movilidades realizadas ya (casi todas, con excepción de la que ha de realizar nuestro compañero Feliciano Gámez a partir del 23 de septiembre). Diseñar la próxima convocatoria del grupo de trabajo para la elaboración de los nuevos proyectos y petición de movilidades. Por último, los dos próximos retos: poner en marcha nuestro KA 229 con el Niftarlake College de Utrecht (Países Bajos): “The Memory Chest” y la próxima llegada de Verena Ziller, de la Fachoberschule Marie Curie, de Bolzano (Italia) que nos visitará entre el 1 y el 5 de octubre para realizar un jabshadowing entre nosotros ¡Bienvenida, Verena!

Un año de retos, un año emocionante…

 

Un equipo Erasmus+ muy cohesionado

Aquí estamos, primer claustro en el IES Pintor Juan Lara del curso 2018-19, celebrando la llegada de la placa que remite el Servicio Español para la Internacionalización de la Educación y que nos señala como Centro participante en proyectos Erasmus+.

Estamos en nuestro segundo año, proyectos KA1 y KA2, en FP y en Secundaria, cada día más profesores del centro se involucran en los mismos, la foto lo atestigua. En esta foto echamos mucho en falta a nuestra compañera Susana Ortega, ya en otro centro y a la que deseamos muchísima suerte.

Seguro que este año seremos más y más fuertes y cohesionados, nuestra seña de identidad.

Oslo Día 3

Seguimos con las herramientas para el profesorado de la Web 2.0.

Este tercer día nos empleamos a fondo con una de las probablemente más conocidas y fáciles de usar, la aplicación en línea kahoot! (1). Con kahoot! se pueden realizar test o encuestas rápidamente, y conocer los resultados y puntuaciones en tiempo real, en un entorno competitivo y lúdico que permite una retroalimentación eficaz. Y, por supuesto, como ya estamos acostumbrados a estas alturas, hay una comunidad de usuarios que ponen a nuestra disposición infinidad de recursos listos para ser empleados en clase.

Instalamos kahoot! en nuestros dispositivos móviles, y probamos tanto el rol de estudiante como el de profesor. Como estudiantes tuvimos que responder a cuestiones sobre Oslo que, aunque entonces no lo sabíamos, nos iban a hacer falta al día siguiente.

Tras el Coffee Break nos encontramos con un gigantesco código QR en el panel de la clase:

Código QR y mensaje oculto

Nos dividimos en grupos aleatorios (como siempre) y realizamos una divertida y agitada Búsqueda del Tesoro (Treasure Hunt) en el área de reuniones del hotel Citybox Oslo (en el que tenía lugar nuestro curso), buscando y escaneando códigos QR, y repasando lo visto hasta el momento para poder responder a las preguntas teóricas escondidas en cada código QR.

¡La más difícil de encontrar fue la que estaba dentro del ascensor!

Tras la diversión, comenzó el módulo “Values and benefits of Outdoor Education”. Como experiencia, la profesora nos había preparado nuestra propia actividad al aire libre, que iba a ocupar toda la sesión del día siguiente.

Se formaron cuatro grupos, esta vez (para variar) a dedo: la profesora designó a cuatro capitanes que, por turnos eligieron a los que serían sus compañeros al día siguiente.

A continuación, nos repartió las tareas y nos dio tiempo a cada grupo ( los Mushrooms, los Tomatoes, las Eggplants y las Pumpkins) para elaborar y discutir nuestras estrategias.

(Continuará en Oslo Día 4)

Pascual Conesa


(1) ¿No conocéis kahoot! ?… Pues, al menos en Noruega, es bien conocida a la hora de comer 😉

sdr

Mis primeros días en Oxford

           Bueno, por fin en Oxford. Ya leísteis las anotaciones de Nicanor. Por mi parte, solo voy añadir algunos apuntes de lo que más me ha llamado la atención.  Parece ser que la ciudad se estableció por primera vez en los tiempos de los sajones, alrededor del 900 d.C, y fue conocida inicialmente como “Oxenaforda”, que significa “Ford of the Oxen” (“vado de los bueyes”). Está situada al lado del Parque Natural de Cotswolds (famoso por varios aspectos, entre ellos la lana de sus ovejas), que visité el otro día y del que ya os hablaré más adelante. Como veis, primeras referencias muy ganaderas para una ciudad que fundamenta su fama en la sabiduría que proporciona el tener una de las universidades más  famosas del mundo, aparte de la más antigua en lengua inglesa (1231).

       En estos primeros días aquí no he podido evitar la comparación con Cambridge (Cam+Bridge, “puente sobre el río Cam”), que como sabéis, es la ciudad que visité el año pasado con nuestro proyecto Erasmus+. De hecho, parece que hacer dicha comparación es lo normal no solo para la gente de fuera, sino incluso para las propias ciudades entre sí, puesto que rivalizan, no solo en las regatas, sino en cuál de ellas se merece el título de tener una mejor Universidad.

      Para empezar, me contaron que Cambridge destaca por sus estudios en las Ciencias en general, y Oxford por las Humanidades, destacando sobre todo la Literatura y la Política.  Para seguir os dejo este link por si seguís interesados en la comparación (tiene subtítulos).

    Y para terminar, algunas de mis impresiones más personales. Estoy encantada de que, todavía, cuando paseas por la mayoría de las calles del centro de Oxford, te acompañe constantemente el sonido de las campanas. En cambio, me está resultando muy difícil encontrar uno de esos maravillosos parques que las personas de este país disfrutan tumbadas o tomando su almuerzo, a los que me acostumbré en Cambridge (aquí la mayoría pertenecen a los Colleges y no está permitido el acceso).

     Por cierto, en Oxford hay 38 Colleges y 6 Halls (más o menos lo mismo) y estoy viviendo la experiencia de estar alojada en uno de ellos, St Edmund´s Hall (aunque se llame así, adoptó el estatuto de college en 1957). ). Por lo visto, dentro de la universidad se le conoce por su mote, “Teddy Hall”. No se sabe de forma precisa, pero se estima que su fundación fue en 1278 y se llama así por San Edmundo de Abingdon, el primer arzobispo de Canterbury educado en Oxford, que vivió y enseñó en el lugar del College. Durante finales del siglo XIV y principios del XV, el director William Taylor fue quemado en la hoguera, y otro director, Meter Payne, dejó el país, ambos por defender la independencia religiosa de la institución. Os dejo algunas fotos.

 

BLOG.3BLOG.2blog.1

(En este link encontraréis una explicación de qué son los Colleges  y cómo se organizan estas Universidades con ellos)