Utrecht, día 3: “¡Para haberse matado!”

Sábado tranquilo en Maarsen. Hoy no era necesario el madrugón diario. La actividad de los chicos era a la una, así que había tiempo hasta entonces. Dar una vuelta por Utrecht, ver el mercado y tomar un café de media mañana era la alternativa lógica. Bueno, pues nos rendimos a la lógica. Aquí van las prueba de nuestro paseo por el mercado.

Un bodegón neerlandés

Una pescadería ambulante con mucho mejor aspecto que muchas de las pescaderías de los mercados que me son más cercanos

Llegó la hora reunirse con los chicos en un lugar que quedaba a 22 paradas autobús e donde estábamos. Y la actividad consistía en ¡tachán! ¡Patinaje sobre hielo! Pero ojo, no en esa pista churretosa que suelen montar los ayuntamientos de nuestra bahía por Navidad, no, era un anillo de patinaje de velocidad, concretamente este de aquí abajo: De Vechtsebanen.

Llegados a este punto he de aclarar dos cuestiones: ninguno de los profesores (ni holandeses ni españoles) quisimos poner en riesgo nuestra integridad física y, segundo, como más o menos da a entender el título de este post, ninguno de los alumnos resultó dañado de gravedad… o casi. No, en serio, ninguno.

IMG_20190309_142130.jpg
“¡Se matan, se matan! Mejor no miro”

 

 


 

 

 

Después de tener que esperar a que escampase un chaparrón brutal todos a casa con la satisfacción del deber cumplido, las rodillas y caderas en su sitio y una ración de ibuprofeno para la muñeca dolorida de Wei Sun, nuestro único lesionado del día de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s