PAGAR PARA APAGAR

El resumen del «Day 3: Taking Action. Practical Solutions» podría ser rascarse el bolsillo. Así de simple y así de claro.

En la tarde de Temple Bar observamos que en las calles de Dublín no había contenedores para la recogida selectiva. Si este servicio no existe, argumentamos algunos en esta jornada, los ciudadanos no pagarán tanto por la recogida de RSU. El profesorado nos informa que el sistema es bien distinto. Aquí se debe retener el monto de los residuos durante un par de semanas, en las casas, y sacarlo en bolsas etiquetadas los días prefijados en el calendario. De este modo, se liberan las calles de contenedores a cambio de ocupar parte de las viviendas con estas bolsas.

Pegatinas para recogida selectiva en Dublín

Parte del coste de la recogida selectiva se imputa en las pegatinas que, obligatoriamente, deben figurar sobre las bolsas, que también deben sufragar los dublineses.

Aquí se abrió un intenso debate entre la ocupación del espacio público o el privado y sobre la gratuidad que conlleva, para el Estado que el ciudadano almacene sus propios residuos. Igual de interesante resultó ver la relación existente entre la inmensa cantidad de personas que, a diario, comen fuera en los denominadas Junk Food (comida basura). Cuanto más se come fuera, por motivos laborales, menos residuos se generan en el propio hogar y, por ende, se traslada el problema de las viviendas a los negocios.

Tras este primer tramo matutino pasamos a valorar el concepto de «Huella Ecológica» como antesala de una excursión que realizaríamos el próximo sábado.

Factores que intervienen en la Huella de Carbono

Partiendo de esta infografía estuvimos señalando como cada una de las partes que componen esta huella era gravada con algún tipo de impuesto que, a raíz de la guerra de Ucrania, se habían visto incrementado de forma exponencial. Todo, absolutamente todo lo que aparece en este «ecopié» se debía pagar para apagar el estado de crisis en el que estamos sumidos.

Con estas valoraciones y análisis concluimos que el factor de Huella Ecológica debía de tener un componente multiplicador que pudiera actualizar los resultados en función de las circunstancias geopolíticas del momento porque, cualquiera de los presentes podíamos constatarlo, nada tenían que ver los costes de la electricidad o del transporte del 2021 y de la actualidad.


Por la tarde, la visita al museo Arqueológico de Dublín me hace descubrir en una estatua de una cabeza de piedra trifacial que, lo mires por donde lo mires siempre te mira una cara. Como las sesiones de por la mañana, lo mires por donde lo mires, pagar, pagar y pagar…

Museo Arqueológico de Dublín

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s