Utrecht, día 3: “¡Para haberse matado!”

Sábado tranquilo en Maarsen. Hoy no era necesario el madrugón diario. La actividad de los chicos era a la una, así que había tiempo hasta entonces. Dar una vuelta por Utrecht, ver el mercado y tomar un café de media mañana era la alternativa lógica. Bueno, pues nos rendimos a la lógica. Aquí van las prueba de nuestro paseo por el mercado.

Un bodegón neerlandés

Una pescadería ambulante con mucho mejor aspecto que muchas de las pescaderías de los mercados que me son más cercanos

Llegó la hora reunirse con los chicos en un lugar que quedaba a 22 paradas autobús e donde estábamos. Y la actividad consistía en ¡tachán! ¡Patinaje sobre hielo! Pero ojo, no en esa pista churretosa que suelen montar los ayuntamientos de nuestra bahía por Navidad, no, era un anillo de patinaje de velocidad, concretamente este de aquí abajo: De Vechtsebanen.

Llegados a este punto he de aclarar dos cuestiones: ninguno de los profesores (ni holandeses ni españoles) quisimos poner en riesgo nuestra integridad física y, segundo, como más o menos da a entender el título de este post, ninguno de los alumnos resultó dañado de gravedad… o casi. No, en serio, ninguno.

IMG_20190309_142130.jpg
“¡Se matan, se matan! Mejor no miro”

 

 


 

 

 

Después de tener que esperar a que escampase un chaparrón brutal todos a casa con la satisfacción del deber cumplido, las rodillas y caderas en su sitio y una ración de ibuprofeno para la muñeca dolorida de Wei Sun, nuestro único lesionado del día de hoy.

Utrecht, día 2: Niftarlake college

Lasciare ogni speranza

(Abandonad toda esperanza)

Hoy tocaba llevar a cabo la presentación de los proyectos de nuestros alumnos, la plasmación real de lo aprendido en estos días y semanas previos, de darle sentido a esto  que elegimos llamar “The Memory chest”, nuestro KA229.

Ayer todo eran carreras, gritos, juego y diversión. Hoy esos vídeos y fotos filmados de aquella manera en los diferentes emplazamientos de Utrecht tenían que convertirse en presentaciones que defendiesen la importancia y elegibilidad para ser declarado Patrimonio de la Humanidad.

Sin embargo…, sin embargo, antes conoceríamos la escuela que compartía este proyecto con nosotros. Esta visita es la que da sentido a la frase con la que encabezo este post, esa frase que una vez oí en italiano y así aún me pareció más demoledora

Pues eso, abandonad toda esperanza de que nuestros gobernantes se den cuenta de la importancia de construir buenos edificios, bien pensados y dotados para una enseñanza pública de calidad. Abandonad toda esperanza de que los políticos nos consulten sobre cómo ha de construirse o diseñarse un edificio educativo. Abandonad toda esperanza de que algún día nuestros políticos lleguen a un consenso que blinde la educación ante cualquier veleidad partidista.

Y después de esta reflexión pesimista damos pago a lo que podríamos denominar el “momento de la verdad”, no obstante, este vino precedido por una breve charla a cargo de un técnico holandés sobre la petición hecha para que en 2020 la UNESCO declare Patrimonio de la Humanidad a la Nieuwe Hollandse Waterlinie.

Nuestro compañero Jasper, de Niftarlake College presenta el concurso que va a tener lugar a continuación

Algunas de las presentaciones…

Finalmente los chicos votaron cuáles eran a su juicio los mejores, estableciendo un ranking que valoraba sólo los tres mejores, a esto se añadió el “voto de calidad” del jurado por los cuatro profesores que formamos parte del staff de este intercambio en Utrecht.

Ls premios volaron literalmente de la mesa y todos nos marchamos de allí con la sensación de que esta primera parte del intercambio había funcionado bastante bien. Ahora nos queda a nosotros en el Lara el reto de estar a la altura o, incluso, superar cualquier expectativa.

Seguiremos informando