Utrecht, día 4: “Amsterdamned”

(juego de palabras con Amsterdam y damned, maldito [para los menos bilingües])

Los domingos, los fines de semana en general, durante los intercambios uno se relaja (tampoco mucho) y dedica parte de ese tiempo a hacer algo por su cuenta. Este domingo, un servidor y Manuel Pérez henos decidido largarnos a Ámsterdam. La idea es poder ver la ciudad de una más cómoda que como vamos a verla el próximo lunes con todos los estudiantes, tanto los españoles como los holandeses que forman parte del proyecto “The Memory Chest”. Sin embargo, una cosa son las expectativas y otra muy diferente es la realidad.

La necesidad de tomar otra línea de autobús nos ha permitido, por primera vez, seguir un camino diferente al que realizamos a diario  desde nuestro alojamiento para encontrarnos con el resto del grupo. Lo cual nos posibilitado conocer rincones diferentes de Maarssen

Escribía antes acerca del la lucha entre las expectativas y la realidad. Pues eso, el debate eterno hoy ha tenido un combate encarnizado en nuestras personas. Imposible materializar planes como visitar los Rembrandts del Rijksmuseum (tickets sold out) o la Casa Museo de Ana Franks (tickets sold out); el remate ha venido desde el frente climático: lluvia constante, desesperante, eterna, cansina… ¡Hala, volvámonos a Maarssen!

Sin embargo, siempre hay algo a lo que aferrarse. En esta ocasión era la posibilidad no ya de pasear por Amsterdam (a pesar de estar ya casi calados hasta los huesos) sino la de incorporarnos aunque fuese sólo por un rato a la multitudinaria marcha contra el cambio climático que se estaba llevando a cabo en esta capital.

 

IMG_20190310_135146

Bueno, a pesar de la lluvia pudimos estar unas horas, no muchas paseando por Ámsterdam(ned). Aquí dejo algunas imágenes.

Seguiremos informando.